Manejar nuestro tiempo parece una tarea compleja y casi imposible, pero lo cierto es que resulta mucho más sencillo de lo que se cree. ¿Cómo comprobarlo? Este truco puede ser la respuesta que quizás estabas esperando.

Cuestión de ver todo el panorama

Todos estamos ocupados. Entre el trabajo, la escuela y la familia parece que no tenemos tiempo para nosotros. Pero he ahí la clave: el tiempo. En general pensamos que es imposible hacer lo que queremos, pero todo depende de lo que priorizamos.

Estas llamadas prioridades, además, están vinculadas con nuestro poder de decisión. Es decir, nosotros somos quienes tomamos el control del tiempo al escoger qué hacer y qué no.

¿Cómo se puede llevar a la acción esta conclusión? La experta en manejo del tiempo Laura Vanderkam nos invita a escoger un momento del día en el que nos sintamos cómodos para dividir nuestro tiempo en los renglones más importantes y, a su vez, determinar qué es prioritario en cada aspecto. Requiere un poco de esfuerzo, pero al hacerlo de manera regular impondremos un orden que trabajará en función de nosotros.

Por supuesto, no todo consiste en trabajar o estudiar. La vida está hecha de buenos momentos, y debemos tratar de incorporarlos en nuestras vidas. Por ejemplo, leer un buen libro, así estemos en medio del tráfico; organizar un almuerzo con amigos o ir al gimnasio después de la oficina. Esos instantes pueden ser la diferencia.

Fuente: vixmujer.com
Fotografía: vixmujer.com