Cuando la ansiedad te gana y sientes la necesidad de comer, no por hambre, sino por el simple hecho de masticar algo, es muy útil tener a la mano algunos de los alimentos que puedes consumir sin límite, ya que tienen tan pocas calorías que no engordan mientras te mantienen satisfecha y calman tu antojo.

La mayoría de estos alimentos se componen básicamente de agua, son altos en fibra y están llenos de nutrientes, así que toma nota y tenlos siempre a la mano.

– Vegetales verdes. Lechuga, apio, espinacas, acelga, brócoli, col, arúgula, berros, calabaza, ejote, tomate, pepino y kale, entre otros. Tienen un alto porcentaje de agua, hasta el 95% en algunos casos, además de innumerables nutrientes y el mínimo de calorías. Por algo son la base de cualquier dieta.

– Jitomate. Contiene vitaminas A, C y B, potasio y fibra, son súper frescos y los puedes agregar a un sinfín de recetas o comerlos solos, con chile, limón y sal, si gustas.

– Coliflor. Contiene antioxidantes y solo 25 calorías por taza. Además, funciona para sustituir el arroz, la masa para pizza o el pan, y así bajar el consumo de carbohidratos.

– Champiñones. Sorprenden por su bajísimo contenido en grasas, carbohidratos, y obvio, de calorías. Están compuestos por un 95% de agua y aportan una gran cantidad de minerales, vitaminas y proteínas.

Si quieres algo dulce…

Por supuesto, las frutas contienen azúcar, pero no es igual la que encontramos procesada en las golosinas, galletas, refrescos o pan dulce. Eso sí, es importante consumirlas frescas, no en jugo y tampoco deshidratadas, ya que este último proceso hace que el azúcar se concentre y así es posible que te hagan subir unos kilos si las consumes en exceso.

– Moras y frutos rojos. Blueberry, zarzamora, frambuesa, fresa, arándano y otras de la misma familia. Tienen más antioxidantes que cualquier otra fruta, además de fibra.

– Melón. Contiene 90% de agua, una taza de melón son 50 calorías, contiene vitamina A y C.

– Sandía. Está compuesta por un 93% de agua y solo suma 23 calorías por cada 100 gramos.

– Manzana. Tiene cerca de 50 calorías por cada 100 gramos y mucha fibra para regular el sistema digestivo.

– Gelatina light. Es perfecta para cuando quieres un postre más elaborado. Tiene ente 7 y 12 calorías por porción, además de colágeno para mantener tu piel y cartílagos saludables.

Si no quieres comer estos alimentos solos, puedes complementarlos con limón y chile, que tienen el mínimo de calorías, al igual que otros condimentos como cebolla, ajo, pimienta, canela y jengibre.

Si te fijas, con un poco de creatividad, puedes armar ensaladas deliciosas y comerlas a cualquier hora sin restricción y con cero culpa.

Fuente: Veintitantos
Fotografía: prodigy.msn.com