Si bien algunas de estas tecnologías ya llevan varios años desarrollándose, en 2016 se pudo observar la consolidación de diversos proyectos que están transformando tu vida cotidiana, desde la forma en que juegas con tu celular, te comunicas diariamente, hasta cómo realizas tus compras.

Te compartimos algunos de los avances tecnológicos que destacaron este año que está por terminar y llegaron para quedarse.

Entrega de paquetería con drones
Amazon realizó a principios de diciembre su primera entrega de paquetería usando un “drone”, cuyo servicio espera extender este 2017, con su proyecto Amazon Prime Air.

El primer envío de prueba fue realizado en el condado de Cambridgeshire, en Reino Unido. La empresa detalló que los drones que utiliza operan de forma completamente autónoma, guiados por GPS, vuelan a una altura menor de 120 metros y pueden cargar paquete de hasta 2.25 kilogramos.

Realidad virtual
Esta tecnología se volvió una completa realidad este año, con el lanzamiento al mercado de diversos dispositivos que ya están al alcance de los consumidores.

Microsoft, Facebook, Google, Sony y otras empresas presentaron diversos avances tanto en el desarrollo de aparatos, como de programas para utilizar esta tecnología.

Mark Zuckerberg, por ejemplo, mostró en octubre un programa piloto, el cual podría convertirse en una nueva forma de socializar en el mundo virtual.

Fábricación de baterías
Uno de los empresarios más visionarios de Silicon Valley, Elon Musk, puso en marcha una de sus grandes ambiciones, con la construcción de la nueva planta de fabricación de baterías Tesla, mejor conocida como Gigafactory.

En alianza con Panasonic, este proyecto planea mejorar y acelerar la producción de células de baterías, además de reducir sus costos en un 30 por ciento.

Vehículos autónomos

Aunque lleva más de ocho años hablándose del desarrollo de esa tecnología, las empresas automotrices y tecnológicas apostaron este 2016 por lograr avances significativos en esta industria.

Alphabet, la empresa matriz de Google, convirtió su unidad que trabajaba en el desarrollo de un auto autónomo, en una nueva empresa llamada Waymo, con el objetivo de seguir trabajando en este proyecto y explorar nuevas oportunidades de negocio.

Tesla Motors trabaja actualmente en la tecnología de autoconducción, incluso a partir de octubre comenzó a vender vehículos con sensores que ya pueden regular la velocidad o estacionarse automáticamente; con la cual desafortunadamente ya se registró el primer accidente de tráfico, donde murió una persona.

En tanto, la empresa de transporte Uber, también comenzó a trabajar con sus primeros modelos autónomos en San Francisco y Pittsburgh.

Realidad aumentada

En el verano de 2016 el videojuego, Pokémon GO, sorprendió a propios y extraños con su tecnología de realidad aumentada.

El éxito de este juego móvil fue una muestra de los alcances económicos y sociales que podría tener el desarrollo de tecnología que permita aprovechar imágenes, videos y la información sobre el mundo real; con tan solo utilizar la cámara de un smartphone para realizar tareas del día a día.

Más memoria en la palma de tu mano
La primera tarjeta de memoria SD con capacidad de un terabyte de memoria, desarrollada por SanDisk y presentada en septiembre de este año. Aunque sólo se trata de un prototipo y todavía no tiene fecha para salir al mercado, se trata de la tarjeta de memoria con mayor capacidad en el mundo.

Vale la pena recordar que hace sólo 16 años, la compañía, propiedad de Western Digital había presentado su primera tarjeta de memoria SD, con tan solo 64 megabytes y ahora esta nueva tarjeta ofrece 16,384 veces más de almacenamiento.

El aprendizaje de las máquinas
Google lleva más de un año trabajando con un chip TPU (por sus siglas en inglés) el cual consiste en una unidad de procesamiento creada para que las máquinas puedan aprender.

Esta tecnología se ha utilizado actualmente en más de 100 productos de la empresa, desde StreetView, coches autónomos, búsqueda por voz, hasta la respuesta automática del servicio de correo electrónico, Inbox.

El TPU es capaz de priorizar tareas y aprender de sus errores, logrando una gran cantidad de operaciones por minuto, pero siempre enfocándose en aquellas “órdenes de mayor magnitud”, lo que le permite tener procesos más eficientes con el mismo nivel de energía que otros desarrollos basados en inteligencia artificial.

Fuente: Dinero en Imagen
Fotografía: dineroenimagen.com