Cuando se trata de hablar de raíces y comida, los mexicanos nos pintamos solos. Quien se atreva a negarlo que arroje la primera pieda.

Pero, vayamos por partes, ¿qué hace única a la comida mexicana? ¿Por qué es mágica? Estas son algunas razones, de la voz de la chef y juez de Top Chef México, Martha Ortíz Chapa. ¿Están de acuerdo o no?

1. Porque cada platillo tiene una historia y “se relaciona directamente con la identidad”
Desde el mole poblano hasta las enchiladas potosinas, cada receta tiene una historia importante, un estado que la vio nacer y un origen histórico específico.

2. Porque es estética
Con sólo ver unos pambazos, un mole de olla o un huachinango a la parrilla se nos hace agua la boca. La cocina nacional tiene ese detalle: las creadoras dejan el alma en todo, desde la preparación hasta la decoración. No por nada se tarda uno más en prepararlo que en comerlo.

3. Porque “es como la bandera mexicana”
Lo dice por los colores de los tres ingredientes básicos de la comida este país: El jitomate, la cebolla y el chile.

4. Y como el escudo nacional
Un águila devorando una serpiente, sin olvidar que está parada sobre un nopal con tunas.

5. Porque “tiene los cuatro elementos”
Fuego, tierra, viento y agua. Veamos: Por ejemplo, a la hora de hacer una salsa: Se usa el fuego para tostar los chiles, el molcajete (tierra) para molerlos, el agua y el viento para complementar la acción. Todo muy poético.

6. Por el lirismo del español en la cocina
¿A poco escuchar la palabra “ramillete” no es como poesía para el oído?, ¿verdad que sí? Lo mismo opina la chef (y nosotros). La forma de nombrar algunos ingredientes o situaciones en la cocina mexicana es hermosa.

7. Por la diversidad de ingredientes
Pregúntenle a un mexicano viviendo en Bahrain, a ver qué les dice. Y esto no pasa en otros países, ¡eh! En verdad. Hay habitantes del mundo que no conocen los tomatillos. Eso que te cuenta tu amigo que fue a Paris y extrañó los tacos al pastor…

O, para qué irnos tan lejos, pensemos en EU y sus “tacos”. Malo, malo, malo.

Fuente: Garuyo

Fotografía: prodigy.msn.com