Es la fecha más romántica del año y no tienes con quién compartirla, ¿qué haces? ¿Te pones como Bridget Jones a mirar películas con una copa de vino y un litro de helado? Esa idea no suena tan mal, de hecho. Pero lo que queremos decir es que estar soltera en el Día de San Valentín no es ninguna tragedia, sino que puede hasta ser mejor por estas razones:
1. Puedes darte todos los gustos
No tienes que preocuparte por un regalo y por hacer un gran gesto romántico. No importa lo que hagas, tienes todo el día para hacerte los gustos sin esperar por nadie.

2. Te ahorras mucho dinero
Las ocasiones especiales son lindas, pero tienen una contra: cuestan mucho dinero. Las parejas se compran regalos que nunca van a usar, como peluches enormes e inútiles, o globos con forma de corazón como si fueran niños de cinco años. Por suerte tú, como persona adulta que eres, no estás obligado a gastar dinero en los regalos típicos del Día de San Valentín y puedes usar el dinero, que tanto te ha costado ganar, en cosas más útiles, como una botella de vino, por ejemplo.

3. No te desilusionas

Nadie te dice esto, pero las citas románticas de San Valentín están sobrevaloradas. Tu amiga que fue a cenar con su novio probablemente tenía unas expectativas que no se cumplieron. Ella quería una noche llena de romance, pero en realidad su pareja pidió una pasta con ajo y la pasión del momento se arruinó por su aliento.

Esto sucede: todos quieren una cita tan romántica como las películas, pero la realidad no es así y al final terminan forzando situaciones que no son tan satisfactorias. Por lo menos tú no tienes esa presión.

4. Puedes hacer un anti San Valentín
Que esta fecha esté dedicada al amor de pareja no significa que no puedas festejarlas a tu manera. Puedes salir con tus amigas a festejar tu anti San Valentín y pasarlo muy bien.

5. No tienes que compartir los chocolates
Chocolate amargo con forma de corazón, frutillas bañadas en un río de chocolate caliente, todo lo que quieras estará a tu disposición durante el Día de San Valentín y lo mejor de todo es que no tienes que compartirlo con nadie. No tienes ninguna pareja que se lleve tus dulces favoritos, ¡son todos tuyos!

6. Puedes ver la película que quieras
Para muchas parejas, buscar una película en Netflix que los dos quieran ver es un calvario y muchas veces terminan acordando ver una que a ninguno le interesa demasiado, pero ya se pasaron dos horas buscando y están hartos. Eso a ti no te ocurrirá. Ya sabes lo que quieres y vas directo a verlo.

7. Es otro día en la vida de un soltero
Podrás hacer lo que quieras sin pedir permiso, ¡como todos los días de tu vida! Y eso es lo mejor de vivir sin una pareja.

Pasar el Día de los Enamorados solo no tiene por qué ser solitario. Hay muchas ventajas de estar soltero en esta época, puedes hacerte los gustos que quieras, pero si ya estás aburrido de la soltería, no te preocupes, el amor está en el aire.

Fuente: Vixmujer.com
Fotografias: vixmujer.com