1. REVÉLATE

El que elijas dice más de ti de lo que crees. Dependiendo de la esencia, cambias la forma en la que transmites tu personalidad hacia los demás.

Por eso, para el trabajo opta por uno que te haga sentir sofisticada y segura, mientras que para una cena con tu pareja uno que evoque sensualidad y pasión.

2. NO DURA PARA SIEMPRE

La luz, el calor y la humedad son sus principales enemigos. Aunque sea lo que has hecho toda la vida, deja de guardar tus fragancias en el baño, ya que pasan por muchos cambios de temperatura y humedad.

Si es posible ponlas en un lugar seco y oscuro, además de que se encuentren a una temperatura constante. Si te gusta cambiar y tienes muchas desde hace años, es hora de deshacerte de ellas, ya que si están en envases de vidrio duran aproximadamente dos años.

3. EL SECRETO DEL FONDO

El ambergris es uno de los ingredientes más raros y valiosos en el mundo de la perfumería. Éste es gris, dispone de una sustancia como de cera y siempre se pierde en las playas.

Posee aroma dulce, pero terroso y se mezcla bien con otras fragancias. Lo que no sabes es que viene de los intestinos de los cachalotes. El de hoy día es sintético, así que no se daña a los animales.

4. PUEDES USARLO INCORRECTAMENTE

Es típico ponerte un poco más en el pelo para asegurarte de que éste huela rico, pero puedes hacer más mal que bien.

Muchos perfumes tienen alcohol, que hará que se te reseque la melena si lo aplicas frecuentemente, así que sólo úsalo en la piel.

5. NO TIENEN FLORES

Los producidos en masa están hechos de fragancias sintéticas para facilitar el proceso. Lo bueno es que gracias a esto duran el doble que los naturales.

6. TU NARIZ NO LO RECONOCE

Tu olfato se acostumbra a tu favorito, haciendo que sólo lo huelas cuando te lo acabas de poner o si le prestas demasiada atención. Pero está ahí, así que no te pases con la cantidad, ya que los demás sí lo notarán.

7. PUEDE TRANSFORMAR TU HUMOR

Las emociones se ven alteradas por las esencias. ¡Utilízalas a tu favor! Si te encuentras muy estresada, opta por una con extractos de lavanda para promover un mood de relajación.

¿Estás cansadísima? Usa una con base en cítricos para despertarte al instante.

Fuente: Cosmopolitan
Fotografía: woman.hotnews.bg