Según la Sociedad Europea de Sicología, estas son algunas consecuencias de no dormir bien:

No te puedes concentrar. El sueño limpia tu memoria de corto plazo y te permite recordar más información. Si no duermes, no borraste este caché y tu capacidad de aprender se reduce 40%
Te pones de malas muy rápido. La falta de sueño reduce tu capacidad de control emocional. Puedes tener cambios de humor rápidos y repentinos.
Parece que estás volando. Resulta que tu cerebro produce algunas sustancias parecidas a las de alguna droga y su exceso se controla cuando te duermes. Si no duermes, estos endocannabinoides (como cannabis, ya sabes), no se suprimen y por eso te da tanta hambre y te sientes mal.
Te vas a perder. No dormir afecta tu hipocampo, una parte de tu cerebro que tiene que ver con el sentido de ubicación espacial. Un estudio con universitarios sin dormir encontró que les costaba mucho trabajo salir de un laberinto, que se confundían con las referencias de ubicación y se sentían perdidos siempre. Mejor usa el GPS.
Cualquier golpecito te duele más, mucho más. Parece que la falta de sueño hace que tengas el doble de sensibilidad al dolor físico.
Buscas paz comiendo. Tu cuerpo sin dormir tiene menos capacidad de procesar la glucosa. Eso causa hambre y deseo de comer carbohidratos, porque buscas energía.
Puedes alucinar. Literalmente, después del tercer día sin dormir nada, tu cerebro puede tener alucinaciones y locura temporal. Si los problemas para dormir se vuelven crónicos, el riesgo de tener una enfermedad psiquiátrica aumenta 40%

Fuente: BBMundo
Fotografía: prodigy.msn.com