Las botas son una opción perfecta para el invierno y hay una enorme oferta de modelos. Sin embargo, no todas las botas van con cualquiera. Por otra parte, la bota adecuada hasta puede modificar ópticamente (para bien o para mal) las proporciones del cuerpo.

Regla 1: Caña alta para piernas cortas

Si bien las personas altas con piernas largas y delgadas pueden usar todo tipo de botas, las de piernas cortas deben usar botas de caña más bien alta en vez de botitas cortas, ya que éstas acortan ópticamente la pierna.

Regla 2: Botas en punta para piernas cortas

Las botas en punta hacen que la pierna se vea más larga. Por eso, este es el modelo ideal para las mujeres más bajas. Las puntas redondeadas, en cambio, deben evitarse. También se puede jugar con los tacones. Las plataformas, planas o en ángulo, tienen un efecto alargador. Las mujeres menudas, con pantorrillas delgadas, harán bien en elegir tacones tipo stiletto.

Regla 3: Las pantorrillas gruesas necesitan materiales strech y un taco más alto

En caso de pantorrillas gruesas, la caña de la bota no debería estrujar la pierna. Para estas mujeres son ideales los materiales stretch, sobre todo debido porque por las noches las piernas se hinchan y el cuero podría resultarles incómodo, y con un poco de tacón. Otra alternativa son las botas con cordones.

Las mujeres de pantorrillas fuertes también pueden usar botas que sobrepasen un poco el tobillo y las botas tipo pantufla que se pusieron de moda en el último tiempo, forradas en piel, que suelen ir hasta la rodilla.

Regla 4: Cuidado con el efecto cigüeña

Las mujeres muy altas y delgadas harán bien en evitar tacones finitos y altos que las hagan tambalear y caminar como una cigüeña. Si se quieren reducir centímetros de altura ópticamente, otro truco es generar interrupciones ópticas. Las mujeres altas pueden usar por ejemplo medias largas de colores y jugar con los tonos y los estampados. Las botas muy adornadas, con flecos, cordones y aplicaciones de piel, engordan un poco la pierna.

Regla 5: Los colores mate adelgazan

Los colores mate adelgazan, en cambio los tonos brillantes añaden kilos. No conviene que el zapato sea la estrella del vestuario, ya que pocas mujeres tienen piernas perfectas. Quien quiera jugar un poco con el look, puede usar alguna media llamativa que sobresalga o elegir botas con dobladillo.

Fuente: Vanidades
Fotografía: prodigy.msn.com