1. Huichapan. Me encantan los pueblos coloniales y Huichapan es uno ellos. Puedes pasear un rato por su centro histórico mientras disfrutas de algún antojito mexicano. Y si lo tuyo es más nadar que otra cosa, puedes ir a algunos de sus balnearios de aguas termales que seguro te encantarán. Lo mejor es que está a tan sólo a 2 horas de la ciudad.

2. Tepoztlán. Este lugar es tan increíble que si por mí fuera viviría ahí. Su clima cálido y su gran variedad de actividades te enamoran. Puedes caminar por el pueblo, comer dulces tradicionales o algo exótico como insectos, tomar un baño de temazcal o subir al cerro del Tepozteco que es algo como obligado ahí. ¿Lo mejor? Está a una hora y media del D.F.

3. Valle de Bravo. Amo este lugar, de hecho hace poco fui a la despedida de soltera de mi mejor amiga. Este lugar te encantará si eres aventurera ya que puedes practicar esquí acuático, velear en el lago o hasta volar en planeadores. Eso sí, aunque su clima es templado, en la noche es fresco. Está a tan sólo a dos horas de la ciudad.

4. Cholula. Yo no creía que había una ciudad que tuviera tantas iglesias hasta que conocí Cholula, ¡365 iglesias! Este lugar además es un paraíso para los que amamos comer, y debes probar el mole poblano, las cemitas, los chiles en nogada y sus dulces cristalizados. Sólo tendrás que manejar una hora y 45 minutos para llegar ahí.

Fuente: Me lo dijo Lola
Fotografía: prodigy.msn.com