La ciencia los avala. Los gatos mejoran la salud de las personas a cualquier edad y pueden generar grandes beneficios. Muchos los prefieren antes que a otras mascotas, como los perros, por ser más limpios e independientes. Además, no tienen olor en su pelaje y cuando deben hacer sus necesidades, ellos mismos se encargarán de enterrar sus desechos.

Pero, haciendo a un lado las comparaciones, la ciencia demostró que los dueños de los gatos tienen menos probabilidades de morir de un ataque al corazón, que son positivos ante un estado de depresión y también que pueden ayudar a su dueño a relajarse ante un momento de angustia o tensión.

A continuación, te mostramos los aspectos positivos que los gatos promueven en el día a día del ser humano:

Mantienen sano el corazón

De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Minnesota, quienes tengan un gato como mascota tienen un 30% menos de probabilidades de padecer enfermedades cardíacas.

Sus ronroneos te calman ante una crisis nerviosa

Diversos estudios señalaron que los ronroneos felinos facilitan a la reducción del estrés de su dueño, como también a bajar la tensión arterial. Y como si esto fuera poco, también revelaron que ayudan a mejorar la función pulmonar y cardíaca de las personas con problemas respiratorios.

Con ellos te divertirás

Las personas que tienen un gato en casa habrán vivido en incontables ocasiones un momento cómico en compañía de su gato. Y eso ayuda: Investigadores de la Universidad Loma Linda de California determinaron que riéndonos 20 minutos por día podemos disminuir el nivel de cortisol y mejorar la memoria a corto plazo en personas mayores. También ayuda a hacer más fuerte al corazón y a tener un sistema inmune más fuerte.

Dormir con ellos mejora tu creatividad

Un pequeño descanso al mediodía podría activar tu estado de alerta, tu productividad y el buen humor. Si pensás que no tenés tiempo de frenar 20 minutos y descansar tu mente, seguramente tu gato sea una fuente de inspiración y acostarte a descansar con él te hará despertar mejor que antes!

Refuerzan el sistema inmunológico de los niños

De acuerdo a una investigación de los Academia Americana de Pediatría, vivir con gatos desde el primer año reduce las posibilidades de que puedan tener infecciones de oídos y, de adultos, problemas respiratorios.

Dueños de una inteligencia digna de admirar

A diferencia de los perros, que escapan ante la primera posibilidad de salir por la puerta, los gatos eligen sus objetivos con mucho más cuidado y precaución. Observan, piensan, evalúan y recién luego accionan. Son estrategas y reflexivos cuando deben dar un paso que tal vez requiera alguna complicación.

Optimizan la respiración

Los gatos son capaces de mejorar nuestra respiración y reducir la disnea. Distintos estudios demostraron incluso que pueden disminuir los riesgos de contraer asma.

Son antidepresivos

Acariciar a tu gato no solo ayudará a reducir el nivel de estrés, sino también a mejorar tu estado de ánimo y funcionará como una distracción muy útil si es que estás pasando por una etapa de depresión. Además de su indiscutible compañía, posibilitan la continuidad de la rutina diaria e inspiran tranquilidad, una cualidad que los destaca.

Ayudan a personas con autismo a poder comunicarse

Los niños y adultos con autismo, en diferentes ocasiones, pueden tener conflictos para lograr ser comprendidos. Ante esta dificultad, la ciencia demostró que la terapia con animales –específicamente los gatos- los hace sentir más tranquilos a la hora de socializar. Fundamentaron este hecho en el aumento de la producción de oxitocina, una hormona que se genera al acariciar a los gatos e incrementa sentimientos tales como la confianza y el amor. Sienten un vínculo mucho más fuerte que el resto de las personas.

Mejoran la salud de los ancianos

Un estudio publicado por el Journal of the American Geriatric Society señaló que las personas de entre 70 y 75 años que tienen un gasto como mascota cuentan con un mayor bienestar psicológico y son capaces de llevar a cabo las actividades diarias con mayor predisposición.

Eliminan la sensación de soledad

Uno de los beneficios más importantes de una mascota es el de apaciguar el sentimiento de soledad que nos invada en alguna situación específica. Según estudios de las Universidades de Miami y Saint Louis, los gatos son capaces de cumplir las necesidades sociales de su dueño en igual medida que un ser humano.

Fuente: Conbienestar
Fotografía: tn.com.ar