Es primavera: tiempo de trenzas, de empezar a lucir los primeros bikinis del verano que viene y de pasear por praderas plagadas de flores silvestres. A no ser que se sea alérgico al polen, en cuyo caso, esta colorida estación del año puede convertirse en la peor de las pesadillas. Para evitarlo, he aquí 10 consejos que pueden hacer más llevadera esta primavera para los alérgicos.

1. Infusión de ortiga

Tomar infusión de ortiga consigue bajar en nuestro cuerpo los niveles de histamina (la sustancia que mayormente se considera como la responsable de los principales síntomas de un cuadro alérgico, como los estornudos, la picazón nasal, la congestión o la conjuntivitis).

2. Evita las actividades al aire libre en horas clave

Evita actividades al aire libre entre las 5:00 y las 10:00 de la mañana y desde las 19:00 a las 22:00 de la noche, pues es cuando los niveles de polen están más altos.

3. Gafas de sol

Llevar gafas de sol puede ayudar ya que evita en gran medida que el polen pueda entrar en contacto con los ojos.

4. Mascarilla humedecida

En zonas con especial concentración de polen una solución podría ser la de recurrir a mascarillas homologadas para tal fin.

En el caso de decidir usarlas, hay que ser especialmente disciplinados y no quitarlas a no ser que nos encontramos en un espacio libre de polen. De no ser así, el efecto puede ser el contrario, ya que al retirarla y volver a ponerla se puede ir acumulando polen en el interior de la mascarilla, lo que agravaría los síntomas.

5. Ducha al llegar a casa y cambio de ropa

Una buena ducha al entrar en casa consigue eliminar de nuestro cuerpo y pelo las partículas de polen que puedan haberse adherido. Igualmente ayuda cambiarse de ropa.

6. Pulverizar la habitación con agua antes de ir a dormir

Al emplear un humidificador o rociar con agua en la habitación en la que se va a dormir se consigue que el polen que pueda haber entrado acabe por pesar más y caiga al suelo.

7. Come piña

La piña contiene bromelina, una enzima que ayuda a calmar y reducir los efectos de la sinusitis provocada por la alergia primaveral.

8. Solución salina

Comprar (o elaborar) solución salina es uno de los remedios más rápidos para paliar las molestias derivadas de la congestión nasal tan propia de este tipo de alergias estacionales. Con ello se consigue limpiar las vías respiratorias de manera que el aire entra con mayor facilidad y se evitan a su vez infecciones nasales.

9. Introduce miel en tu dieta

Para reducir los síntomas de la alergía primaveral sería interesante consumir miel durante todo el año. ¿El motivo? La miel posee partículas de polen y exponen al cuerpo a este alérgeno en pequeñas dosis (haciendo que se acostumbre y minimizando los síntomas de la alergia en épocas en los que el polen están más alto).

10. Olvida viajar con las ventanillas del coche bajadas

En primavera, nada de viajar en descapotable cuando uno es alérgico. Tampoco es buena idea viajar con las ventanillas del coche bajadas, y es aconsejable poner filtros purificadores en el sistema de aire acondicionado para evitar que entren partículas de polen.

Fuente: Zeleb.mx

Fotografía: prodigy.msn.com